Tal vez esta sea una de las preguntas que más gente se hace al conocer la existencia de esta sociedad secreta. Clasificar las inmoralidades de El Yunque es simple. De hecho me atrevo a resumirlas en una frase que los define a la perfección: “el fin justifica los medios”.

El Yunque se considera elegido por Dios para realizar un bien tan elevado, que cualquier medio, en comparación el beneficio ansiado está justificado. Por tanto –creen– es moral.

Inmoralidades de El Yunque

Veamos un ejemplo que rebate este argumento:

Si una mujer embarazada sufre un accidente, no estaría justificado provocarle un aborto, aún en el caso en que ello aumentara sus posibilidades de supervivencia. Dada la excepcionalidad de la situación tal vez se le deban administrar fármacos desaconsejados en un embarazo, pero siempre tratando de proteger las dos vidas.

El pretexto de obtener un elevado bien –como podría ser salvar la vida de la madre– no legitima adoptar cualquier medida para lograrlo.

Pero dejemos a un lado las comparaciones para enumerar las principales inmoralidades de El Yunque:

  1. Mentira y ocultación: Las consideran necesarias para que su Instrumento sea efectivo. Por tanto –piensan– mentir sobre su existencia o fines es legítimo.
  2. Utilización de terceras personas: muchas de sus relaciones son de conveniencia para lograr acceso a personalidades, fingir apoyos, y atraer a voluntarios que podrían ser candidatos a la secta. Obtención de fondos económicos,…
  3. Presión: Conforman Lobbies que fuerzan a instituciones, empresas y personas a actuar de una manera concreta, coartando su libertad.
  4. Control de la prensa: mediante la infiltración de sus miembros, la compra masiva de espacios publicitarios y la promoción de los mismos.
  5. Descrédito y difamación: Al verse desenmascarados difunden falsas informaciones sobre sus delatores. Unas veces se trata de medias verdades, otras de invenciones.
  6. Amenazas: En primer lugar a sus miembros que muestran descontento –ya lo anuncian en el juramento cuando advierten que si los traiciona serán “jueces justicieros”–. Con ellas evitan que se alejen o cuenten los secretos de El Yunque. En segundo a quienes ya han salido para que guarden silencio. Por último a quienes denuncian su existencia y actividades. Estas amenazas pueden ser desde difamatorias hasta de atentar contra la vida.

    Inmoralidades de El Yunque

  7. Captación de menores: Si bien es cierto que no es habitual que en España juren menores de edad –suelen esperar a que cumplan los 18 años–, el proceso de captación y adoctrinamiento comienza, en muchos casos alrededor de los 16 años.
  8. Espionaje: elaboración de informes de personalidades y autoridades civiles y religiosas. En ocasiones realizados por familiares de éstos.
  9. Utilización de la Iglesia: Presentan sus plataformas “tapadera” como asociaciones coincidentes con los valores cristianos y sin mostrar su trasfondo para lograr fotografías con autoridades eclesiásticas. Con ello buscan legitimación y que, en caso de ser descubiertos los ataques se dirijan también contra la Iglesia, quedando estos desautorizados entre los católicos.
  10. Infiltración en realidades eclesiales: además de para simular la legitimación antes mencionada, les permite difundir sus campañas públicas y estudiar a sus miembros para una posible captación.

Afán de control

El pasado sábado 21 de febrero de 2015, el Papa Francisco decía:  ¡O Jesús o el mal! Jesús no invitaba a comer a los demonios: los expulsaba porque eran el mal. ¡O Jesús o el mal! Uno no se puede decir cristianos y violar la dignidad de la persona”.

El Yunque no puede justificar la utilización de cientos de miles de personas como meros instrumentos para sus fines. Las personas no somos objetos que utilizar a conveniencia para después desechar. Las personas tenemos la dignidad de ser hijos de Dios y no podemos ser mercantilizados mediante el engaño. En mi humilde opinión, muchas de las inmoralidades de El Yunque violan seriamente la dignidad de la perso

Entradas relacionadas

  • 63
      Entradas anteriores hablábamos de las verdades a medias. En esta, de las medias mentiras. Si en un enunciado hay una parte que es falsa, éste no será verdadero. Por ejemplo, si decimos que una puerta es de doble hoja, con listones verticales de madera y un marco naranja pintado…
    Tags: de, que, a, y, mentiras, manipulación
  • 56
    En el activismo no siempre se cosechan éxitos. Máxime cuando se está actuando de manera poco – o nada – limpia en áreas en las que la honradez es un signo esencial de coherencia. Este es el caso de “El Yunque”. A las trabas que existen para defender todo aquello en…
    Tags: de, que, a, mentiras, manipulación
  • 47
    La capacidad de las personas es limitada. No tenemos energías infinitas y los días solo tienen 24 horas y algunas hay que dedicarlas a reponer fuerzas. Parece obvio ¿verdad? Sin embargo hay que tenerlo presente a la hora de escoger a qué dedicar el tiempo. Desde las asociaciones pantalla El…
    Tags: que, a, de, y, mentiras, manipulación
  • 46
    Estamos inmersos en una cultura relativista que considera que la verdad depende del punto de vista de cada persona. Sin embargo, lo que depende del punto de vista, es la parte de la verdad que llegamos a conocer. Cuando esa porción de la realidad que percibimos no es lo suficientemente…
    Tags: que, de, a, mentiras, manipulación
  • 44
    Como ya hemos comentado con anterioridad, El Yunque se divide en dos secciones: jóvenes y adultos. Están completamente separadas, aunque la primera está dirigida en la sombra por la segunda. Hoy les hablaré de la parte juvenil. La que tiene por misión captar nuevos miembros. Al igual que la rama de…
    Tags: de, que, a, y, jóvenes, menores