Juramento de Ingreso en “El Yunque” (I)

La pertenencia a El Yunque comienza con ritual bien definido. El iniciado realiza el juramento de ingreso en El Yunque, por el que es aceptado. En él se compromete a mantener el más absoluto secreto en todo lo relacionado conEl Yunque y a considerarlo una prioridad en su vida.

El nuevo miembro es advertido de que forma “parte de una casta de elegidos” que ha de guiar el país.

Con el juramento, que aquí compartimos ha sido confirmado a nuestro equipo por miembros actuales de El Yunque en España, así como por exmiembros del mismo.

Es posible que en los últimos cinco años se haya visto levemente modificado por motivos que poco a poco iremos desvelando. Sin embargo, el sentido general permanece inalterable.

“Declaro inaugurada esta ceremonia de ingreso en el centro N… de El Yunque. Cristo Rey, Señor y Dios nuestro, te ofrecemos nuestros trabajos en esta sesión rogándote nos des fortaleza para perseverar a pesar de los peligros, fracasos personales u otras adversidades. Tú no has elegido venir aquí, tú has sido elegido, Y a partir de hoy formarás parte de una casta de elegidos. Nuestra lucha es la de los cruzados, la de los cristeros, la de muchos otros caballeros cristianos que a lo largo de la historia se han organizado para consagrar sus vidas a instaurar el reinado de Cristo en la tierra. Éste es nuestro apostolado y es nuestra actividad primordial en la vida. El Yunque es una organización cívico-política abocada a preparar a una aristocracia del espíritu que debe conducir y gobernar (a España), según los dictados evangélicos.

Somos una milicia, nuestra lucha exige reserva y disciplina. Por la transcendencia de las actividades propias de la organización estas tienen primordialidad sobre cualesquiera otras, ya sean de carácter laboral, familiar o de cualquier otra índole. La naturaleza de la lucha y la perversidad de los enemigos de Dios y de la Patria hacen necesaria la reserva. Somos una milicia, muchos compañeros han muerto a manos del enemigo. Las posiciones desde las que opera la organización no deben ser conocidas por sus adversarios. Por eso se te asigna en esta ceremonia el seudónimo de N con el que serás tratado en la organización. Y tú deberás dirigirte a tus compañeros y hermanos de lucha por sus seudónimos. No conocerás más que lo estrictamente necesario para el cumplimiento de las tareas que te sean asignadas, y no deberás comentar nada de ello con nadie más que con quienes participes en cada actividad.”
Juramento
Como toda milicia requerimos disciplina. Esto nos permite operar con eficacia, coordinar nuestras acciones y lograr los mejores resultados. Recuerda siempre que el poder y la autoridad vienen de lo alto y que el que obedece no se equivoca. En lo sucesivo serás un yunque que cuantos más golpes recibe más se asienta sobre sus bases, sobre sus principios. Por eso nuestro lema: ‘estad firmes como yunques golpeados’.

Después de conocer esta organización, ¿aceptas hacer la voluntad de Dios y te integras en ella?

-Sí, acepto.

-Entonces ven a esta mesa a hacer el juramento. Pon la mano derecha sobre el crucifijo y lee el juramento:

Yo, N, acepto integrarme a la organización nacional del Yunque asumiendo la lucha por el reinado de Cristo en España, como actividad primordial de mi vida. Juro guardar la más absoluta reserva sobre la existencia de la organización, sobre sus integrantes, acciones y estrategias. Juro también obedecer a sus mandos y ejercer responsablemente como jefe cuando así me fuere indicado. Juro como caballero cristiano defender aún a costa de mi vida este instrumento que Dios nos ha dado para instaurar su reinado en la tierra.

Elegido“Ya eres miembro de la organización. En este acto te has integrado a quienes Dios ha elegido para instaurar el reino. Desde este momento encontrarás en cada uno de nosotros un compañero y un amigo; pero si tus intenciones fueran traicionarnos o llegaran a desviarse de algún modo, en cada uno de nosotros encontrarás un juez justiciero. Declaro clausurada esta ceremonia de ingreso de nuestro compañero N al centro N de la organización nacional del Yunque. Nos vamos con la satisfacción que tienen aquellos que han cumplido con su deber. Sabemos que para el triunfo de nuestra causa son necesarias reserva y disciplina que forjarán a nuestra generación en el estilo firme y vigoroso del Yunque.

¡Compañeros y hermanos de lucha: Estad firmes!

(Todos) ¡Sta firmus tu incus percussa! (Estar firmes ante la adversidad)

Dando tres golpes sobre la mesa: ¡Dios! ¡Patria! ¡Yunque!.”