Las victimas de El Yunque son muchas. Podríamos comenzar su recuento mencionando a sus propios miembros, sus familiares y allegados. Continuamos por todos aquellos que colaboran con ellos, tanto las asociaciones en las que se infiltran como las personas que colaboran en estas asociaciones y en las fundadas por miembros de El Yunque. En general podríamos decir que la sociedad civil es víctima de esta sociedad secreta, pero de una manera especial, lo es la Iglesia.

17Victimas

Y usted se preguntará ¿tantas son las víctimas de El Yunque? Pues sí. A continuación le detallo de qué manera y en qué medida:

  • Sus miembros: son víctimas de El Yunque en la medida en que son presos de un juramento -aunque este no sea válido- que les lleva a vivir instaurados en la mentira para ocultar su pertenencia a El Yunque. Debido, en parte a una formación doctrinal sesgada, en parte al miedo a sus jefes y compañeros, actúan de manera inmoral. No únicamente en la mentira, sino también en los métodos de presión con los que intentan alcanzar sus fines.
  • Los familiares y allegados: aquí haremos dos grupos –los conocen la existencia de El Yunque y los que no–.
    • Conocen la existencia de El Yunque: con el tiempo algunos familiares y amigos terminan por descubrir la pertenencia de alguien a esta sociedad secreta, lo que les inquieta. En unas ocasiones son calmados con medias verdades. Otras veces, tal vez por debilidad, tal vez por la confianza confiesan. Los primeros son engañados los segundos obligados a guardar un silencio cómplice y muchas veces a mentir.
    • No conocen la existencia de El Yunque: son víctimas de El Yunque en cuanto a que lo son de las mentiras que los miembros de la secta utilizan para no ser descubiertos. En no pocas ocasiones son espiados por su familiar de El Yunque que eleva informes a su jefe sobre ellos. Esto sucede especialmente cuando se trata de hijos de personas relevantes política o socialmente.
  • Asociaciones infiltradas: Cuando los miembros de El Yunque se infiltran en una asociación con fines legítimos, fundada por personas con buena intención y transparencia en sus métodos e intereses intentan controlarla. Es entonces cuando –de manera sutil– imponen sus métodos, en ocasiones hasta los anagramas de otras asociaciones que ellos mismos han fundado. Comienzan a utilizar la asociación para fines diferentes a los de su fundación, como la captación de jóvenes para engrosar las filas de El Yunque. Intentan copar los puestos clave.

victima

  • Miembros y socios de asociaciones creadas e infiltradas por El Yunque: dedican su tiempo, su esfuerzo y muchas veces también su propio dinero a fines que no conocen por completo, aunque creen saberlos.
  • La sociedad civil: se ve convocada a actos de protesta con informaciones sesgadas. En ocasiones son boicots, en otras peticiones, a veces salir a la calles. En cualquier caso están prestando su firma, imagen, tiempo y/o dinero a fines que creen conocer. Sin embargo esto no siempre es así. Con ello engendran desconfianza y división.
  • La Iglesia: es la principal víctima en tanto en cuanto El Yunque actúa con velo de católico. Sus asociaciones tapadera buscan reunirse en parroquias, colocar carteles en las Iglesias. Los miembros de El Yunque ansían fotografiarse con obispos y que éstos acudan a sus actos. Sin embargo, son contraejemplos del Evangelio. De esta manera, la Iglesia parece garante de sus actos. Cuando la realidad es que cuando un obispo, sacerdote o fiel que respaldan a las asociaciones pantalla de El Yunque lo hacen sin conocer su trasfondo. No conoce la existencia de la secta o no la tiene por tal, sino que considera que es lo que algún miembro de El Yunque le ha dicho. En ocasiones, este miembro incluso ha mentido sobre su pertenencia, asegurando haber abandonado la Orquesta -otro de los nombres que recibe El Yunque-.

Cuando una asociación o persona es acusada de pertenecer a El Yunque, estos o personas afines se afanan en publicar fotos de sacerdotes y obispos en actos de esta organización. Si resulta evidente la relación de la persona u asociación con El Yunque, como da la sensación de que la Iglesia lo apoya, se convierte en blanco de los ataques de muchos.

Entradas relacionadas

  • 92
    Somos un grupo de católicos preocupados por la influencia tan negativa que tiene sobre la espiritualidad de las personas pertenecer o relacionarse con la organización El Yunque. En representación de estos, José Luis N. Quijada. Queremos alertar sobre esta situación moral tan grave a los obispos, sacerdotes, teólogos, profesores, padres…
    Tags: que, de, y, a, yunque
  • 91
    Ya hemos hablado con anterioridad de errores frecuentes sobre El Yunque. Concretamente del pensamiento generalizado de considerar que, como lo que hacen es bueno, hay que apoyarlos. Mucha gente ha superado ese paso. Confío en que usted, estimado lector se encuentre en este grupo. Sino, tranquilo, le esperamos. En esta…
    Tags: de, que, y, yunque, a
  • 90
    ¿Es posible la Unidad en las plataformas donde hay miembros del Yunque? Es una pregunta recurrente que se hacen muchas personas. La respuesta es, muy a nuestro pesar, que no. No es posible la Unidad mientras sigan ocultándose, mintiendo y siendo desleales. Dentro de la sociedad civil hay muchas asociaciones e iniciativas,…
    Tags: de, que, y, a, yunque
  • 83
    En la entrada anterior proponíamos 7 acciones para frenar a El Yunque. Algunos de ustedes no han preguntado cómo dar el cuarto paso. Por ello veremos algunas claves para reconocer las iniciativas de El Yunque no compartir ni retuitear sus propuestas. La principal duda que surge es ¿cómo sé qué…
    Tags: de, yunque, a, que
  • 83
    En este blog hemos abordado muchos de los aspectos que describen cómo es, pero faltaba uno que abordase qué es El Yunque. Podemos definir El Yunque como una sociedad secreta anticristiana, de carácter paramilitar, que dice defender los principios y valores cristianos engañando a los católicos y lograr así que…
    Tags: de, y, que, a