¿Es posible la Unidad en las plataformas donde hay miembros del Yunque?

Es una pregunta recurrente que se hacen muchas personas. La respuesta es, muy a nuestro pesar, que no. No es posible la Unidad mientras sigan ocultándose, mintiendo y siendo desleales.

Dentro de la sociedad civil hay muchas asociaciones e iniciativas, cada una con sus objetivos y su propio estilo. En ocasiones, con objeto de llegar más lejos, se crean plataformas para impulsar temas concretos. Es bueno que así ocurra, siempre que cada una de las partes mantenga su identidad propia y haya un respeto mutuo.

Obviamente, no todos los miembros de una plataforma van a opinar exactamente igual sobre el tema que les une. Por ello, se hace necesario centrarse en lo que une y respetar los acuerdos que se tomen entre todos. Y para que todo funcione correctamente es necesario un clima de transparencia, sinceridad y lealtad. Por esto mismo, es aquí donde salta el problema con los miembros del Yunque, que están limitados por su juramento.

La Unidad en las plataformas

Limitaciones del juramento

1. Una persona de buena fe es transparente: actúa a título personal o en representación de una asociación civil y/o canónica debidamente registrada, de la cual se conoce tanto su misión como sus integrantes, y no oculta las relaciones pre-existentes con el resto de integrantes de la plataforma. En cambio, un miembro del Yunque nunca puede actuar a título personal, pues por su juramento está obligado a obedecer en todo a su superior -incluso por encima de su conciencia-, ni tampoco puede actuar en nombre de su organización secreta, cuya existencia debe negar por su juramento y que además no está inscrita civil ni canónicamente, y recurrirá al disimulo en lo que respecta a su relación con otros miembros o colaboradores del Yunque que hubiera en la plataforma.

2. Una persona de buena fe es sincera: no miente ni mantiene una agenda oculta. En cambio, un miembro del Yunque ve justificado por su juramento recurrir a la mentira y al engaño, ocultando sus verdaderos fines, que quizás ni conoce.

3. Una persona de buena fe es leal: no hace nada a espaldas de los demás, busca una relación entre iguales y se ajusta al tema que une a la plataforma. En cambio, un miembro del Yunque intentará:

  • hacerse sutilmente con el poder (“En lo que opinamos igual, decides tú, y en lo que opinamos distinto, decido yo“), porque se considera “casta de elegidos
  • actuar a espaldas de los demás por su juramento de obediencia, secreto y primordialidad
  • apropiarse para sus tapaderas de los logros obtenidos
  • liderar unilateralmente la estrategia de comunicación con el estilo y contenido que considere que es el bueno
  • meter a la plataforma en otros temas diferentes para los que había sido concebida (y que posiblemente otros integrantes no comparten).

¿Qué hacer para garantizar la Unidad en una plataforma si hay un miembro del Yunque?

Pues pedirle lo mismo que a los demás integrantes:

  • aclarar a quién obedece, si está en deuda con alguien o tiene conflictos de interés, cuáles son sus objetivos, y con quién más está coaligado en la plataforma
  • no mentir ni engañar y explicar sus verdaderas intenciones
  • abstenerse de hacer nada al margen de los demás miembros de la plataforma

Es importante aclarar siempre que estos puntos son un mínimo de mero sentido común. No ceder ante el chantaje emocional que ejercen los miembros del Yunque acusando de división e invocando la Unidad a cualquier precio. El problema está en que el miembro del Yunque lo negará todo y le amenazará con llevarle a juicio. Salvo que uno tenga pruebas irrefutables (que no están al alcance de la mayoría), tiempo, dinero y fuerzas para aguantar el infierno de demandas, amenazas y calumnias al que le someterán desde ese momento.

Desgraciadamente ya hemos visto muchos casos en varios países que demuestran la imposibilidad de la Unidad en las plataformas donde hay miembros del Yunque. Los más significativos en España fueron los del frente a favor de la vida y del frente contra la imposición de la EpC.

Ante todo no perder la Esperanza. Ser consciente de que si cada uno hace lo que debe, al final todo acabará bien. No olvidemos que el pelagianismo está condenado desde hace muchos siglos.

 

Entradas relacionadas

  • 91
    Ya hemos hablado con anterioridad de errores frecuentes sobre El Yunque. Concretamente del pensamiento generalizado de considerar que, como lo que hacen es bueno, hay que apoyarlos. Mucha gente ha superado ese paso. Confío en que usted, estimado lector se encuentre en este grupo. Sino, tranquilo, le esperamos. En esta…
    Tags: de, que, no, y, yunque, a
  • 90
    Las victimas de El Yunque son muchas. Podríamos comenzar su recuento mencionando a sus propios miembros, sus familiares y allegados. Continuamos por todos aquellos que colaboran con ellos, tanto las asociaciones en las que se infiltran como las personas que colaboran en estas asociaciones y en las fundadas por miembros…
    Tags: de, que, yunque, a, y
  • 86
    Creo que todos los que vivimos en una ciudad con historia, o al menos las frecuentamos, hemos podido ver edificios que conservan la fachada, con el interior completamente reconstruido, que poco o nada tiene que ver con su origen. Tras una cara cuidadosamente decorada y  de gran valor artístico encontramos…
    Tags: que, de, no, yunque, y
  • 79
    En la entrada anterior proponíamos 7 acciones para frenar a El Yunque. Algunos de ustedes no han preguntado cómo dar el cuarto paso. Por ello veremos algunas claves para reconocer las iniciativas de El Yunque no compartir ni retuitear sus propuestas. La principal duda que surge es ¿cómo sé qué…
    Tags: de, yunque, a, no, que
  • 79
    Somos un grupo de católicos preocupados por la influencia tan negativa que tiene sobre la espiritualidad de las personas pertenecer o relacionarse con la organización El Yunque. En representación de estos, José Luis N. Quijada. Queremos alertar sobre esta situación moral tan grave a los obispos, sacerdotes, teólogos, profesores, padres…
    Tags: que, de, y, a, yunque